“¿De qué viene la enfermedad?”

0
101

El hueso tiene dos tipos de células, los osteoblastos y los osteoclastos, unas fabrican hueso y las otras lo deshacen. Si. Así como lo lees. Nuestro organismo se hace y se deshace a sí mismo. Cada célula tiene una maquinaria desarrollada para destruir lo que ya no necesita y excretarlo. Somos un sistema hecho para deshacernos de lo tóxico, de lo residual, de lo que se fabricó con defectos o errores; somos capaces de reconocer lo que está dañado y repararlo, somos capaces de reconocer lo que no es nuestro y destruirlo. Tenemos todo para estar sanos, entonces, ¿de qué viene la enfermedad?

Imaginate que sos una fábrica, estás trabajando, tenés tu servicio de mantenimiento, encargado de aquello que se rompa dentro de la estructura, limpiar todo lo que se ensucia por tu funcionamiento. Todo va bien hasta que notas que hay basura ajena que está entrando a la fábrica. El servicio de mantenimiento va a  limpiar no solo la basura que se produce por tu funcionamiento sino la que dejás entrar a tu fábrica desde afuera, y así, aquello que debe ser desechado se acumula, porque la producción de basura de la fábrica más la que toma de afuera ha superado la capacidad de desechar que tiene el servicio de mantenimiento.

Parece una locura ¿no? ¿Quién comería basura? ¿Quién tomaría basura?

El problema aumenta cuando la basura está disfrazada adentro de paquetes de colores, o lo que es peor, cuando la basura entra con los alimentos que creemos naturales, como los venenos que se usan para mejorar la producción de frutas y verduras

La basura entra a la fábrica de maneras increíblemente aceptables y se atasca. El servicio de mantenimiento no da abasto y la fábrica empieza a funcionar más lento para no producir tanta basura. La enfermedad, entonces,  es un nuevo equilibrio, una forma de seguir funcionando con una nueva condición respecto a su pobre mantenimiento o a su exceso tóxico. 

Así es como la comodidad de tener comida en paquetes, reducir el tiempo que usamos para preparar nuestros alimentos, llenar los alimentos de químicos que hacen que duren más, que tengan más sabor, que no se pudran, que las plantas den más frutos, que las semillas produzcan más, la vida se ha ido artificializando, y nuestro apego al confort nos dejó caer en la tentación sin ver el stress al que estamos sometiéndonos. Y como somos sistemas perfectos que podemos resolver todo, nos adaptamos con un nuevo equilibrio, la enfermedad.

El costo, claro, es vivir menos tiempo y con dolencias, necesitando continuamente ser reparados por medicamentos o cirugías. Salimos de la naturaleza por el proceso de civilizarnos, y eso nos ha dado mucha comodidad, confort, posibilidad de vivir en condiciones que en la naturaleza no existen.

y así, también nos alejamos de la naturaleza, de los árboles, del agua natural, de los alimentos frescos. Una vida artificial, nos da una salud artificial, vida corta y precaria.

¿De qué viene la enfermedad? no sería la mejor pregunta, te invito a que te preguntes ¿Cómo volvemos a la salud, a lo natural, a dejar que el cuerpo se repare a sí mismo sin entorpecer ese proceso? ¿Cómo volver a estar en el equilibrio saludable?

Dr. Sergio Viale, Médico Naturópata. Psicoterapeuta Gestáltico. Consultas OnLine.
Contacto por Whatsapp: 299 62 111 84
Mail: sergioviale@hotmail.com