“El Arte de escuchar”

0
102

Escuchar es de suma importancia. La mayoría de las veces nos centramos en nuestra capacidad para hablar creyendo que hablar bien es sinónimo de una buena comunicación. Saber escuchar no es solo una actitud, es también una aptitud, una habilidad. Y de las más necesarias en cualquier ámbito de nuestra vida.

La escucha amorosa implica no juzgar, no criticar. Generalmente pensamos que para escuchar es suficiente hacer silencio mientras la otra persona habla; pero, aunque esto sea un requisito indispensable no es suficiente si lo que realmente deseamos es entender al otro. La escucha activa es un ejercicio de atención plena, se trata de estar y permanecer en el momento presente, no es hacerlo de manera pasiva, sino que se refiere a la habilidad de entender e interpretar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también sus sentimientos, sus ideas o pensamientos o lo que aún no puede decir.

Dicen algunos sabios que el ser humano fue dotado de dos orejas y una boca para escuchar más y hablar menos.

Y fue también Pitágoras quien afirmó “Escucha y serás sabio. El comienzo de la auténtica sabiduría es el silencio.”

Cecilia Rodríguez

Una vez más pensemos en la importancia del escuchar.

Saber escuchar, poder escuchar, querer escuchar. En nosotros está la posibilidad de practicar este maravilloso arte, para llegar al corazón del otro.